Que tu alimento sea tu medicina. Que tu medicina sea tu alimento.

Que tu alimento sea tu medicina. Que tu medicina sea tu alimento.

jueves, 16 de enero de 2014

EL ROMANESCO O LA VERDURA EXTRATERRESTRE

¿Verdad que es bonito? Yo hoy, cuando lo he traído a casa, me he quedado observando como una tonta las formas durante bastante rato, mientras Luca me miraba y se partía de risa. En fin, así me entretengo yo...mmm..¿extraterrestres? ¿matemáticas? ¿física? ¿fractales? Bueno...dejemos este tema...


 ¿Pero cómo hará la madre natura para poder producir tantas formas, colores y sabores? Si el romanesco es tan bonito que tendría que estar en los museos..jajajaj...

Os dejo unas cuantas propiedades y dos recetas fáciles.

Una, la que he hecho hoy, es simplemente cocerlo al vapor, y saltearlo con unas gotas de aceite de oliva, unas rodajitas de ajo y un poquito de pimentón. Quería probar su sabor de la forma más natural posible, y me ha encantado. Tiene como un sabor mezcla de brócoli y coliflor, aunque es parece más suave que el brócoli.

La otra, está basada en una receta del blog Zona Vegetal, y es la próxima receta que voy a hacer (con mi toque personal incorporado, como siempre. Ya le he variado los ingredientes y las cantidades antes de hacerlo).

Por último, buscando y buscando, me he encontrado con este vídeo, que comparto aquí, y que nos hace ver la relación que hay entre la naturaleza, las matemáticas y la física...es maravilloso. (Fuente: Cristobal Vila)

 

PROPIEDADES DEL ROMANESCO:
Es de la familia del brócoli, por lo que se le atribuyen propiedades muy similares.Anticancerígeno, antioxidante, con grandes cantidades de vitamina C. Tiene calcio y fósforo.
Además, se digiere mucho mejor que sus primos, el brócoli y la coliflor.
No olvidéis aprovechar el caldo de cocción...en él se quedan muchos de estos nutrientes. Guardadlo en un bote si no lo váis a usar, y añadidlo a sopas, a arroces, etc.


ROMANESCO CON SALSA DE AVELLANAS
 
INGREDIENTES:
1 Romanesco fresco
120 gr. de Avellanas enteras peladas
1 cucharada de Harina de Trigo
1 diente de Ajo
2 cucharadas de queso parmesano rallado
Sal, Pimienta, Nuez Moscada, Aceite de Oliva
.
PREPARACIÓN:
Limpiamos el romanesco y separamos las flores. Cocemos al vapor 5-10 minutos, según el punto que nos guste. Yo le echo un poquito de sal marina al agua de cocción.(Muy poca, que luego añadimos el queso parmesano).
Reservamos 300 ml. del caldo de cocción.
Doramos ligeramente los ajos enteros con un poquito de aceite de oliva. Incorporar las avellanas para que tomen color.
Retiramos las avellanas y los ajos (excepto algunas avellanas para la decoración final) y las batimos. A mí me gusta dejar trocitos pequeños, pero a vuestro gusto.
Tostamos la harina en el aceite que queda de freír los ajos, y añadimos poco a poco el caldo de cocción del romanesco. Cocinamos hasta que esté hecho, unos diez minutos. Añadimos la pimienta y la nuez moscada.
Vertemos por encima del romanescu y adornamos con las avellanas enteras.
La foto os la pongo en cuanto haga esta espectacular receta, ¿ok? No me gusta poner fotos de los demás, por aquello de respetar la propiedad intelectual. Pero si queréis verlo, aquí os dejo el enlace:

http://zonavegetal.blogspot.com.es/2013/11/romanescu-con-avellanas.html

¡Buen fin de semana!

4 comentarios:

  1. La felicito muy buena explicación

    ResponderEliminar
  2. ¡Me encanta este post!
    La primera vez que vi el romanesco me pareció extrañísimo y hermoso, ¡¡psicodélico!!
    Te invito a mi blog dormirbajoelcielodemoscu.wordpress.com
    Saludos!!

    ResponderEliminar

Déjanos aquí tu comentario: